Centers (I)

hakeem-olajuwon-vs-patrick-ewing

Bueno, he vuelto a mi blog porque me ha picado el gusanillo después de tanta NBA tragada estos días. Últimamente me estoy fijando en los pívots. No sé por qué. Quizás porque me crié en los 90, aquellla década pródiga en centers donde hasta los drafts se enfilaban virando la mirada al poste (que se lo pregunten a Portland). O quizás por el vacío que dejó la marcha de O’Neal como último icono de la especie de pívots dominantes que Howard no ha terminado de continuar y parece que ahora si que tiene esa continuación en Anthony Davis. Hoy la cosa va de pívots.

No se puede hablar de esa estirpe de pívots dominantes en la NBA sin mencionar al eslabón perdido: Greg Oden. Perdido porque se perdió. El nexo que podría haber sido entre Howard y la siguiente generación (Davis, Aldridge, Drummond, Cousins, Faried o, esperemos, Noel y Embiid). Entre lesión y lesión se esfumó lo que podría haber sido un equipo de ensueño entre Greg Oden y ese Brandon Roy que estaba llamado a ser también el siguiente eslabón de una cadena que también se ha roto: la de escoltas. Bryant y Wade han dado paso a especialistas defensivos más que a anotadores compulsivos. Pero ese no es el caso. Hoy me gustaría hablar de la parte con más eslabones de la cadena. Y de la que menos tiene. El periodo desde finales de los 80 hasta nuestros días en lo que a grandes centers se refiere. Vamos a intentarlo al menos.

Evidentemente podríamos empezar nombrando a los Mikan, Russell, Chamberlain o el mejor Jabbar (el de los 70). Quizás los 4 mejores pívots de la historia que cambiaron incluso las reglas del juego. Y fueron el espejo de lo que vino. Pero como no los vi jugar, solo he leído (y mucho) sobre ellos vamos a correr un tupido velo al respecto. Eso sí, hay que decir que sus movimientos y su estilo de juego fueron el espejo donde se miraron las siguientes generaciones de centers. Sobre todo un Kareem que fue rival de muchos de ellos en la pista, rondando los 40 y jugando de tu a tu con estos animales con la mitad de edad que el de Harlem. Pero comencemos con el que para mi fue el mejor de todos los pívots de mi generación…

Hakeem Olajuwon, antes Akeem y apodado The Dream, era un mastodonte con pies de gacela. Un bailarín que ganó dos anillos en la era que podríamos catalogar como entrejordan y que formó con Ralph Sampson una de las parejas más temibles de la historia de la NBA debajo del aro. Su pico de anotación llegó en la 94-95 con 27,8 puntos por partido (más 10,8 rebotes y 3,4 tapones) mientras que el de rebotes llegó en la 89-90 con 14 rebotes por partido (más 24,3 puntos y 4,6 tapones). Su carrera se dio en los Rockets hasta su último año, el de su retirada, en el que jugaría en los Raptors y sería la primera vez en su carrera que bajaría de los 10 puntos por partido. Sus medias finales fueron 21,8 puntos, 11,1 rebotes y 3,1 tapones por partido ganando dos anillos, un MVP de la temporada, dos MVP de las finales, dos premios al Mejor Defensor del Año,  y un Oro Olímpico con EEUU en Atlanta 96 a pesar de haber nacido en Lagos, Nigeria. Además fue 12 veces All-Star. El sueño americano hecho realidad y que desafió y venció a todos sus rivales excepto a uno: Michael Jordan. Y es mucho decir por la cantidad y calidad de pívots de la época que ahora nombraremos.

Eso que todo se pudo ir al traste con una renovación que no llegaba. Mientras Ewing y Robinson cobraban un sueldo bastante acorde con sus respectivas realidades, Olajuwon no. Y estuvo decidido a irse cuando le acusaron de fingir una lesión para no jugar y forzar así su renovación. Al final todo se arregló y los dos anillos dejaron este hecho en el olvido.

nba_g_pat_ewing_580

The Hoya Destroya fue el rey del Madison

Otro de los grandes pívots de la época es Patrick Ewing. El dueño del Madison y, aún hoy, su última gran gloria. Nacido en Jamaica, tierra de atletas, a los 12 años emigró a EEUU. Fue número 1 del Draft de 1985 y Rookie Of The Year tras una gran temporada que dejó tras de si 20 puntos, 9 rebotes y 2 tapones por partido. Su pico de anotación fue en la 89-90 con 28,6 puntos por partido a los que añadió 10,9 rebotes y 4 tapones (también record en su carrera). Su máximo de rebotes fue en la 92-93 con 12,1 por partido añadiendo 24,2 puntos y 2 tapones por encuentro. Ya en este momento de su carrera, sus duelos contra los Bulls de Jordan, Pippen (y sobre todo Grant y Cartwright) eran legendarios. Duelos en los que los Knicks eran un equipo duro hasta el extremo desde el libreto de un Pat Riley que cambió el showtime por el estilo bad boy.

La Gran Manzana veía el anillo de cerca, más tras la retirada de Jordan eliminando, por fin, a los Bulls en las Semifinales del Este (aquella del berrinche de Pippen con Jackson). Pero las piernas flaquearon ante un colosal Olajuwon que se llevó el anillo en las Finales y el título honorífico de mejor pívot del mundo. Quizás las piernas pesaban más tras eliminar en 7 encuentros a unos (todavía) duros Bulls y también en 7 a unos Pacers comandados por Reggie Miller que tenían poco que perder. Más los 7 de las Finales. En total 25 partidos de playoffs en las piernas de Ewing y sus chicos por los 22 de los Rockets. Seguro que influyó. Pero Ewing jamás se vio ni se volvió a ver en una parecida.  Pat sin embargo, estableció un record en las Finales al conseguir 30 tapones, 8 de ellos en un mismo partido. Pero sucumbió claramente al poderío de Hakeem. Promedió 18,9 puntos con un discreto 36,4% en tiros de campo por los 26,9 puntos y 50% en tiros del de Lagos. Lo que pudo ser y no fue.

david-robinson

El Almirante David Robinson

La otra pata del banco era David Robinson, el Almirante más grande de la NBA. En el imaginario general quedan los 71 puntos que consiguió en ante los Clippers en una última jornada en la que necesitaba 69 para superar a Shaq y ser el máximo anotador de aquella temporada 93-94. Fue también la primera torre de los Spurs antes de la llegada de Duncan. Sus dos anillos no le llegaron en plenitud de fuerzas pero sirvieron para hacerle justicia. Fue uno de los grandes anotadores de la NBA. Su pico máximo de anotación se dio en la misma temporada en la que fue máximo anotador: la 93-94 con 29,8 puntos por partido a los que añadió 10,7 rebotes, 3,3 tapones y (record personal) 4,8 asistencias. La temporada 90-91 atrapó 13 rebotes por partido, su record, a los que sumó 25,6 puntos y 3,9 tapones. Seguramente, a nivel estadístico Robinson fuese el mejor de los 3 grandes centers de la época. Llegó a ser MVP de la NBA en la 94-95, Jugador Defensivo del Año en la 91-92 y 10 veces All-Star. Es el único jugador en la historia de la NBA en conseguir los títulos de Máximo Reboteador, Taponador y Anotador, Novato del Año, Jugador Defensivo del año y MVP. Y uno de los pocos en conseguir un cuádruple-doble: fue ante los Pistons con 34 puntos, 10 rebotes, 10 asistencias y 10 tapones. Brutal.

Esta es la Santísima Trinidad del center NBA cuando éstos molaban. Y hubo un día en el que había que coger el relevo a estos talentos gigantes y físicamente invencibles. Y entonces apareció el que quizás los superó a todos. O no. Cuestión de gustos. Genio y figura, Shaquille O’Neal fue la cara del pívot desde que salió de los Magic hasta casi día de hoy. De su sociedad con Hardaway a su sociedad con Wade o LeBron pasando por la más importante de todas: su matrimonio en la duras y las maduras con Kobe Bryant. Pero de eso hablaré en la segunda parte. Y no solo de eso. Los hubo también de segunda linea pero iguales de importantes como Mourning, Rodman, Grant, Sampson y, evidentemente, Karl Malone. De ellos también hablaré. No te lo pierdas.

sptslakers_t640

*Especial agradecimiento a Gonzalo Vázquez por su joya en forma de libro: 101 Historias de la NBA. Me ha vuelto a avivar el gusanillo por la lectura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s